Todos hemos sufrido en algún momento un vello enquistado o encarnado después de la depilación. Pero, ¿sabes cómo evitarlo, o de qué manera eliminarlo correctamente? ¡Echa un vistazo y descúbrelo!

¿Por qué se enquista el pelo?

Los pelos enquistados se producen cuando crecen de una forma anómala y se quedan en el interior de la piel, no saliendo al exterior. Cuando esto ocurre, la piel interpreta como un cuerpo extraño, inflamándose para intentar eliminarlo.

 Pelo enquistado tras la depilación

Cuando nos depilamos las piernas es muy habitual que se nos enquiste el vello, pero, ¿por qué ocurre esto? Al depilarnos a contrapelo usando cuchilla, se produce una constante torsión del folículo piloso, haciendo que el desarrollo del pelo sea irregular y se acabe por enquistar.

En cuanto a la depilación por cera, se produce el enquistamiento debido al tirón y al traumatismo repetido sobre las raíces del pelo. Esto hace que crezca de manera horizontal, en lugar de en vertical, favoreciendo que se enquisten.

Pelo enquistado en zonas difíciles

Los pelos suelen enquistarse con más facilidad en zonas de pliegues, como, por ejemplo, axilas, ingles o líneas de barba. Estas zonas, al estar plegadas, favorecen la obstrucción de los poros por células muertas o por la propia grasa que genera nuestra piel. Unido a la depilación de la zona, hace más probable que se formen pelos enquistados.

Pelos enquistados sin motivo aparente

Aunque no sometas tu piel a depilación, puede haber ciertas situaciones que provoquen que tu vello se encarne. Como te comentamos, los pelos enquistados también pueden aparecer por obstrucción de los poros de la piel. Esto suele ocurrir con más frecuencia cuando usamos ropa con poca transpiración, que nos hace sudar y acalorarnos, cuando vestimos ropas que nos provocan roces o cuando nuestra propia piel roza entre ella.

¿Cómo evitar que se me enquiste el pelo? 

Si tienes opción, es recomendable no usar las cuchillas para depilarte. Como ya explicamos, cortan el pelo a ras de piel, lo que hace que puedan volver a meterse dentro, e irritan considerablemente la piel.

Lo mejor para evitar los enquistamientos después de depilarnos es preparar la piel correctamente, de esta forma evitaremos las inflamaciones. En esto cumple un papel esencial la exfoliación y la hidratación de la zona, pues solo así se puede eliminar la piel muerta que puede quedar atrapada debajo de la piel y que hace sea más probable que el vello crezca de manera horizontal.

Del mismo modo, el cuidado post depilación también es esencial. No olvides que cada vez que te depilas sometes tu piel a un traumatismo del que necesita recuperarse.

 Productos para exfoliar e hidratar

A la hora de escoger productos para hidratar y exfoliar es importante que elijas aquel que más se adecúa a ti tipo de piel (sensible, atópica, normal…) En el mercado existen numerosas cremas entre las que decantarse. Desde Farma Viesques te recomendamos:

Lo mismo ocurre con los productos para exfoliar: es necesario usar el más indicado para nuestra piel. Te recomendamos especialmente:

  • Cerave Gel Limpiador: lo puedes encontrar espumoso, hidratante y anti rugosidades. Gracias a sus componentes, consigue acabar con toda la grasa y suciedad cutánea, al mismo tiempo que respeta el equilibrio natural de la piel. Cuentan, además, con propiedades calmantes.
  • Filorga Scrub & Peel Exfoliante: con microesferas volcánicas que realizan una exfoliación suave, además de un peeling que estimula la renovación cutánea.

¿Cómo depilarse adecuadamente?

Para evitar que tu piel sufra de más, al igual que ocurre tras el afeitado, es necesario cuidarla y tratarla de manera adecuada antes y después de la depilación, además de hacer esto de manera adecuada.

Antes de la depilación, como ya te comentamos, es esencial limpiar y exfoliar la piel para eliminar las células muertas, para que así el vello no se quede debajo de tu piel. De igual forma, lo mejor es que te des una ducha de agua caliente, para que se abran los poros y la depilación sea más sencilla y leve.

En el momento de depilarte, lo habitual es hacerlo en el sentido contrario al que crece el pelo, ya que es lo más efectivo. Sin embargo, si tienes la piel sensible, es recomendable que lo hagas en el otro sentido, de esta forma será menos doloroso, tu piel sufrirá menos y por lo tanto aparecerán menos marcas.

Tras terminar, si has decidido depilarte con cera, asegúrate de limpiar bien todos los restos de cera de tu piel. Después, toca aliviar la zona que acabas de depilar, con agua fría o templada, para así cerrar los poros. Además, no es recomendable exponerse al sol, o bañarse inmediatamente ni en piscinas ni en el mar.

Tampoco te puedes olvidar de la hidratación post depilación, puesto que lo más normal es que se reseque. Para ello, lo mejor que puedes hacer es darte un masaje con crema hidratante o aceite corporal. ¡Tu piel te lo agradecerá!

¿Cómo eliminar un pelo que ya se ha enquistado?

¿Has tomado todas las precauciones posibles, y aún así se te ha enquistado el pelo? ¡No te preocupes! Esto tiene solución, pero debes tratarlo de manera adecuada para evitar problemas futuros:

  1. Lo primero, no lo aprietes con los dedos, ya que puede aumentar la infección hasta llegar a ser grave. Después, lava la zona con un jabón suave y agua tibia. Si no está especialmente irritada, usa también un exfoliante. Si está irritada, mejor evítalo para no sensibilizar más tu piel.
  2. Coloca sobre el vello enquistado un paño caliente y húmedo para que el poro se abra. Después de un minuto, quítalo.
  3. Usa unas pinzas o una aguja esterilizada para sacar el vello hacia la superficie. Después, tira desde la base y saca el pelo.

¿Y si el pelo encarnado no se ve?

Si tienes que eliminar un pelo encarnado que no se ve, y tienes que introducir una aguja en tu piel, es esencial que esté correctamente esterilizada y desinfectada. Para ello puedes hervir la aguja: coloca agua caliente en una olla, y cuando empiece a hervir, introdúcela en el recipiente y déjala ahí durante unos 30 minutos, aproximadamente.

 ¿Y si el enquiste es muy profundo?

En este caso, hay algunos consejos que puedes seguir para intentar eliminarlo:

  • Gel de aloe vera: ayudará a limpiar la piel, a calmar la piel, a eliminar bacterias y a promover la regeneración de las células. Puedes cortar la hoja directamente de la planta y aplicar la pulpa de manera directa en la zona afectada durante 30 minutos.
  • Infusión de manzanilla: aplica compresas de manzanilla sobre el pelo encarnado durante unos 10 minutos. La manzanilla cuenta con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.
  • Vinagre de manzana: rico en ácido málico, que hace que los poros se desobstruyan y se evite el riesgo a la infección. De igual forma, empapa un algodón y colócalo en la zona 10 minutos.

¿Y si el pelo enquistado se ha infectado?

Lo mejor si se te ha infectado un vello encarnado es acudir a tu médico de cabecera para que te recete un tratamiento adecuado para que la infección no llegue a mayores. Lo más probable es que te recete antibióticos, en crema si es una infección leve, u orales si es un poco más grave. Si pasan unos días y el vello encarnado no mejora, es posible que se te tenga que realizar una cirugía menor para removerlo.

¿Necesitas ayuda? Recuerda que en Farmacia Viesques e atenderemos de forma personalizada siempre que nos necesites. ¡Visítanos o llámanos!

Déjanos tu comentario