El afeitado es una actividad rutinaria a la que muchos hombres no le prestan especial atención. En ocasiones, dependiendo de la densidad y la cantidad del vello, algunos hombres deben rasurarse casi a diario para tener un rostro limpio y sin pelo. Este gran rasurado unido a un tipo de piel seca y al uso de productos inadecuados, termina provocando irritaciones o rojeces en el rostro que, además de ser poco favorecedoras, resultan realmente molestas. Si quieres cuidar tu piel después de cada afeitado, en este post te damos las claves para conseguirlo: consejos, productos… ¡Echa un vistazo!

¿Por qué se irrita la piel al rasurarse?

El resquemor provocado por el afeitado puede resultar agresivo sobre la piel por diferentes causas y suele aparecer pocos minutos después del rasurado. Es importante mencionar que la irritación y los pequeños granitos son cosas totalmente diferentes, generalmente estos granos se deben a pelos enquistados y no aparecen tras el afeitado.

Estas son las causas más comunes por las que aparece la irritación:

  • El afeitado en seco. Es la causa nº 1 de irritación. Al no utilizar espumas o cremas de afeitar, el vello está demasiado fuerte y es más difícil deslizar la cuchilla, con lo cual se ejerce más presión provocando más agresiones sobre la piel.
  • La presión con la cuchilla al afeitar. Cuando las pasadas son rápidas y con mucha presión, esto puede generar picor e irritación tras el rasurado. Lo más conveniente es realizar pasadas suaves y ligeras intentando que la cuchilla se deslice suavemente, sin tirones.
  • Cuchillas o maquinillas en mal estado. Utilizar cuchillas desgastadas u oxidadas no solo dificultan enormemente el afeitado si no que aumentan el riesgo de cortes y además pueden provocar heridas e infecciones más problemáticas.

¿Qué hacer antes de afeitarse?

La piel del rostro sufre mucho durante el afeitado, por ello hay que prestar especial atención al cuidado diario de la piel para que no se resienta.

Cuidados antes del afeitado

  • Exfoliar y limpiar la piel diariamente. Este gesto es indispensable para mantener una piel sana y fuerte en la zona de la cara. De vez en cuando, también es aconsejable exfoliar el rostro antes para preparar los músculos y relajar esa zona.
  • Humedecer y reblandecer la barba con productos adecuados como la espuma de afeitar de Vichy antiirritaciones que evita la tirantez, mientras protege la barrera cutánea.
  • Elección de la cuchilla. Dependiendo del tipo de vello y de piel, cada hombre deberá elegir la cuchilla que mejor se adapte a sus características. Además, debe ser una cuchilla con la que sentirse cómodo al manejarla. En el mercado existen multitud de modelos, desde los más sencillos a los más modernos como las maquinillas de batería o pilas.

Consejos para afeitarse la barba

  • Nunca rasurarse en seco. Es necesario mojar el rostro -siempre con agua tibia-, y utilizar espumas o geles específicos para el afeitado.
  • La ducha es el lugar ideal para afeitarse y si es por la noche mejor que mejor, ¿sabías que es el momento en el que los músculos están más relajados?
  • Evita el rasurado repetitivo en las mismas zonas. Cuando las pasadas se realizan en el mismo lugar, la lubricación se reduce y aparece la irritación.
  • Nunca rasurarse a contrapelo. Lo más adecuado es hacerlo en el sentido del nacimiento del vello.
  • Renovar los cabezales de los cartuchos de forma habitual. Cuando los cartuchos comienzan a dar tirones o pierden efectividad en el rasurado y… ¡es hora de renovarlos!

Tratamiento para la piel sensible tras el afeitado

Con el afeitado, la piel sufre irritaciones, rojeces, picores e incluso pequeños cortes, por ello es sumamente importante hidratar en profundidad la zona después del afeitado. El primer paso y el más importante tras el afeitado es elegir un buen aftershave.

¿Qué contiene y para qué sirve la crema aftershave?

El aftershave es una loción que suele contener astringentes que ayudan a reducir la irritación y calmar la piel después del afeitado. Además, frenan las pequeñas hemorragias y desinfectan la zona eliminando posibles bacterias. Muchos de estos productos están elaborados también con agentes hidratantes como el aloe vera que ayudan a suavizar la piel.

Un buen producto para reducir la irritación e hidratar, es el After-Shave de Vichy, formulado con ingredientes como el agua termal o el calcio que respetan la barrera natural de la piel mientras reducen la sensación de escozor o irritación.

Otros cuidados para después del afeitado

  • Exfoliar la piel después del afeitado. Se eliminan la piel muerta y ayuda a reducir los pelos enquistados.
  • Si la irritación continúa, el mejor aliado para reducirlo es el aloe vera.
  • Aplicar una loción o tónico para refrescar y sellar los poros.
  • Evitar cualquier crema o producto que contenga alcohol. Además de añadir aún más irritación después del rasurado, provoca una sensación de tirantez y sequedad en la piel.

Déjanos tu comentario