La alopecia tiene distintas formas de aparecer y las causas también varían notablemente de unas a otras: la alimentación, la genética, el estrés, el factor hormonal… En otras ocasiones, hemos hablado de la alopecia androgénica o de la alopecia frontal fibrosante, hoy lo haremos sobre la alopecia areata, un tipo de alopecia que afecta a alrededor del 2 % de la población y que aparece de forma repentina tanto en hombres como en mujeres.

¿Por qué aparece la alopecia areata?

La alopecia areata no es de las más comunes – la tercera más frecuente-, pero si está apareciendo con fuerza en los últimos años, un tipo de alopecia que está condicionada por el sistema inmunológico. Aunque aún se desconocen las causas, existen indicios de que el sistema ataca de forma inexplicable a los folículos capilares provocando la caída del pelo. Afecta tanto a hombres como mujeres y suele aparecer en personas adultas de entre 20 y 30 años o durante la infancia, en niños de 5 a 10 años. Los antecedentes familiares son un indicativo de poder padecer la enfermedad.

¿Existen diferencias entre hombres y mujeres?

  • Alopecia areata en mujeres. Al igual que sucede en el caso de los hombres, las mujeres presentan pequeñas calvicies en el cuero cabelludo. Su aparición también podría estar muy relacionada con episodios de estrés o ansiedad. A este trastorno relacionado con el pelo, debemos sumarle además los episodios de depresión y falta de autoestima que suele acarrear para las mujeres. 
  • Alopecia areata en hombres. Las placas de calvicie aparecen también en el cuero cabelludo, incluso pueden brotar en la zona de la barba.

Es necesario recalcar que este tipo de calvicie no suele presentar ninguna otra reacción y que no muestra rojeces, hinchazón o picor alguna en la zona sin pelo.

Clasificación de la alopecia areata

  • Según la cantidad de pelo que se pierde. Generalmente, sucede en el cuero cabelludo, pero puede aparecer en cualquier otra zona pilosa.
  • Alopecia areata en placas (leve). Es la más común. La pérdida del pelo aparece en forma de placas que varían de tamaño (más grandes o pequeñas).
  • Alopecia areata completa (más grave). Es la pérdida de pelo en todo el cuerpo, no solo en la zona de la cabeza. Este problema afecta también a las cejas, las pestañas, las axilas, etc. Se trata de la alopecia más problemática, ya que exime de protección en algunas partes del cuerpo como los ojos.
  • Según cómo cae el cabello puede ser:
  • Localizada
  • Reticulada (con formas irregulares)
  • Ofiásica (aparece en la parte superior de la nuca)
  • Difusa (afecta a todo el pelo, pero no se muestra en forma de placas específicas)

¿Puede el estrés ser el causante de mi alopecia?

El ritmo de vida actual, el estrés laboral, las cargas familiares… tienen un impacto directo sobre la salud y también sobre la caída del cabello en muchos casos. Veamos qué relación existe cuando hablamos de alopecia.

¿Es lo mismo alopecia nerviosa que areata?

La alopecia nerviosa está provocada por un episodio o episodios de estrés que llegan a afectar a los folículos pilosos. Muchas mujeres y hombres han sufrido este suceso en algún momento de su vida y aunque la alopecia areata también puede estar desencadena por un problema nervioso, es importante aprender a diferenciarlas consultando con un médico especialista que será quien determine las causas de forma fiable.

¿Cuánto dura la alopecia por estrés?

Lo más habitual es que la caída del pelo relacionada con la ansiedad sea algo momentáneo y reversible, pero si hablamos de alopecia areata, existen más inconvenientes. El principal objetivo para el paciente es limitar el estrés para atajar el problema, aunque se trata de un proceso lento y para muchas personas difícil de solucionar.

¿Cómo recuperar el pelo?

En estos casos, existen varios tratamientos que pueden contribuir a solucionar el problema:

  1. Tratamiento de plasma con plaquetas.
  2. Regeneración capilar basada en microinyecciones para reactivar el crecimiento del pelo.

Tratamiento para la alopecia areata

Aunque la medicina capilar avanza cada día, aún no existe un tratamiento específico que cure de manera definitiva la alopecia areata. Sin embargo, hay multitud de tratamientos y complementos alternativos para frenar su avance e impulsar el crecimiento del cabello. Tras el correspondiente análisis médico, el especialista será quien determine dicho tratamiento. Estos son algunos de los más comunes:

  • Medicamentos antiinflamatorios
  • Microinyecciones de triamcinolona
  • Corticoides orales
  • Inmunosupresores
  • Inmunoterapia tópica para reducir la inflamación de los folículos.

Además de estos tratamientos -que deben ser recetados siempre por un médico-, desde Farmacia Viesques proponemos una serie de productos complementarios que ayudan a ralentizar la caída y fortalecer el cabello:

  • Suplementos vitamínicos (ricos en calcio o vitamina D). Los suplementos vitamínicos ayudan a fortalecer las raíces y el cuero cabelludo. Es el caso de Vital Plus, un complemento alimenticio para fortalecer el cabello, la piel y las uñas
  • Champú crecimiento. En la actualidad existe una amplia gama de champús en el mercado que ofrecen soluciones reales frente a los problemas de caída del pelo. En nuestra farmacia online disponemos de un amplio listado de champús, donde destacamos el de Nuggela & Sule, un champú a base de extracto de cebolla que está específicamente creado para estimular el crecimiento del pelo sin dejar de lado su cuidado habitual.  

Déjanos tu comentario