Tener un cabello fuerte y bonito es sinónimo de salud y belleza, pero también una de nuestras señas de identidad más importantes. De hecho, las diferentes culturas y civilizaciones a lo largo de la historia consideraban que una melena larga y vigorosa definía su estatus social, simbolizaba la fuerza física, otorgaba propiedades mágicas e incluso, como en el caso de los indios navajos, despertaba su sexto sentido para mantenerse a salvo de los enemigos. Poderes que tal y cómo nos dejó patente la literatura, la mitología e incluso las creencias supersticiosas que se transmitían de forma oral en las aldeas, se perdían si el pelo se cortaba o se caía.

No es de extrañar, por tanto, que la caída gradual del cabello, conocida también con el nombre de alopecia androgénica, sea una de las cosas que más nos preocupa y afecta pues es como perder una parte de nosotros mismos. Pero ¿por qué se produce y qué tratamiento requiere? El equipo de Farmacia Viesques te explicará todo lo que necesitas saber sobre este problema tan común y frecuente en nuestra sociedad.

¿Qué es la alopecia androgénica y por qué aparece?

La alopecia androgénica es la pérdida progresiva de cabello producida por factores genéticos, de envejecimiento, por la aparición de alguna enfermedad o por la presencia excesiva de ciertas hormonas, que la desencadenan. Cualquier de estos factores pueden provocar la degeneración de los folículos pilosos, haciendo que nuestro pelo se vuelva más fino y débil y que, por tanto, se caiga de forma precoz sin llegar a completar su ciclo de crecimiento natural.  De ahí que nuestro cabello acabe perdiendo densidad y volumen de forma gradual.

Causas de la alopecia androgénica masculina

La mayor parte de las veces se produce porque existe cierta predisposición genética o herencia familiar. Está demostrado que este tipo de alopecia afecta en mayor grado a los hombres, debido a la reducción de la testosterona. De hecho, según los datos estadísticos, lo sufren 9 de cada 10 varones mayores de 21 años. No todas las alopecias son iguales.

Por eso, en algunos casos, podemos ver cómo la caída de pelo en hombres se estanca y en otros, sin embargo, el grado de alopecia se va incrementando con el paso del tiempo hasta llegar a un estado de calvicie visible. Suele iniciarse por las sienes, dando lugar a prominentes entradas, aunque también tiende a caer en la zona de la coronilla.

¿Afecta la alopecia androgénica a mujeres? Causas principales: la menopausia

Sí, por supuesto. La alopecia androgénica femenina también existe, aunque se desarrolla de manera diferente y en menor medida, pues tan sólo afecta a 4 de cada 10 mujeres.  Suele aparecer, sobre todo, como consecuencia de la menopausia. Aunque no es la única razón, sí es la principal, ya que es a partir de esa etapa, cuando los niveles de hormonas masculinas están más altos y los folículos pilosos más frágiles. Lo que se traduce finalmente en una pérdida de densidad capilar significativa en la mujer. Pero a diferencia de los hombres no suele alcanzar la calvicie total.

Otras causas comunes relacionadas con la alopecia androgénica en mujeres tienen que ver con alteraciones en el ciclo menstrual o por existir un déficit de hierro. Por lo que los patrones de caída capilar varían, según el caso. La más frecuente es el ensanchamiento de la raya del cabello, conocida también como pérdida en árbol de navidad. Suele aparecer en mujeres entre 20 y 30 años.

En segundo lugar, estaría la pérdida de corona, que se caracteriza por dejar entrever el cuero cabelludo. Este tipo es más común entre mujeres que rondan los 50 años. En tercer lugar, destacamos el patrón de caída masculina, que como ya dijimos, se da con la llegada de la menopausia y en cuarto y último lugar, estaría el tipo de alopecia difusa y generalizada sin patrón definido que aparece especialmente en mujeres jóvenes.

¿Se puede prevenir o frenar la alopecia androgénica? Tipos de tratamientos

Aunque la alopecia androgénica tiene un fuerte componente genético sí es posible desacelerar la progresión de la pérdida de cabello, gracias a la aplicación de tratamientos capilares farmacológicos efectivos. Para tratar la calvicie masculina y frenar el proceso de caída, estimulando el crecimiento del cabello, los dermatólogos suelen recomendar:

  • El monoxidilo tópico. Una de las marcas más conocidas y utilizadas es Regaine. Actúa como vasodilatador por lo que aumenta la microcirculación alrededor del folículo piloso. Lo que significa que retarda la progresión de la alopecia, si se aplica de forma ininterrumpida de 6 a 12 meses. Resulta muy eficaz en hombres menores de 40 años. Otros productos que contienen este principio activo y, que son indicados para tratar la caída de cabello moderada son Regaxidil, Lacovin y Alopexy. Soluciones cutáneas que se recomiendan tanto a hombres como a mujeres para tratar las primeras etapas de despoblación capilar.
  • Otros tratamientos alternativos. Además de los tratamientos farmacológicos, hombres y mujeres con alopecia androgénica suelen buscar también otras soluciones complementarias como la mesoterapia, los injertos capilares e incluso utilizar postizos o pelucas de cabello natural. Estos últimos, sobre todo acuden a esta opción tras haber pasado por un tratamiento oncológico, para mejorar su aspecto de forma inmediata.

Por suerte, la investigación farmacológica capilar avanza año tras año a pasos agigantados. Por lo que los productos que salen al mercado se van perfeccionando y haciendo cada vez más efectivos. Si tú también estas empezando a notar una importante falta de densidad capilar ponle freno cuanto antes.

¡No esperes más! En Farmacia Viesques tienes a tu disposición todos los productos que necesitas para mejorar la salud de tu cabello.

Déjanos tu comentario