¿Sabías que el pelo crece alrededor de un centímetro al mes y que perdemos unos 100 cabellos al día? Aunque esta sería la evolución natural del cabello, existen muchos otros factores que pueden debilitarlo y acelerar su caída, como la carencia de ciertas vitaminas y oligoelementos como el hierro, el ácido fólico, la biotina, la vitamina D, el magnesio o el zinc.

Los suplementos capilares son perfectos en casos de rotura, debilidad o pérdida del cabello, ya que no precisan de receta médica. Estas vitaminas capilares -cada vez más utilizadas-, aportan esos nutrientes adicionales que el cabello necesita para mantenerse resistente, abundante y con vitalidad. Además, este tipo de vitaminas, minerales o derivados botánicos, también favorecen el crecimiento de las uñas.

¿Cuáles son las causas de la debilidad y la caída del cabello?

Aunque la pérdida del cabella se presenta de forma gradual, las causas pueden aparecer de repente y estar motivadas por diversos desencadenantes. Estas son las principales causas:

  1. El estrés y la ansiedad, no son buenos amigos. Hoy en día muchas personas sufren pérdida de cabello o una reducción general del grosor del pelo como consecuencia de un episodio traumático o estresante. Puede aparecer meses después y este tipo de pérdida suele ser temporal.
  2.  La herencia genética. Se trata de una de las causas más comunes de pérdida del cabello y es conocida como Alopecia Androgénica. Este problema aparece de forma gradual a lo largo de los años y está marcado por los propios genes familiares. Es decir, si los padres o abuelos han tenido este problema, lo más probable es que el hijo también lo sufra.
  3. Dietas drásticas o una mala alimentación. Prestar poca atención a las comidas o llevar a cabo dietas muy restrictivas, puede provocar en ocasiones alopecia o pérdida grave del cabello. Esto se debe a que nuestro organismo absorbe todos los nutrientes para funcionar correctamente, lo cual es imposible si en nuestra alimentación escasean los nutrientes esenciales.
  4. Enfermedades crónicas o afecciones médicas. En ocasiones, el pelo se cae y se deteriora por enfermedades como el hipotiroidismo o también por trastornos como la menopausia, los cambios hormonales durante el embarazo…

¿Cuándo es necesario empezar un tratamiento vitamínico para el cabello?

Aunque cada caso es distinto, existen algunos síntomas que hacen saltar las alarmas sobre la pérdida del cabello y la debilidad del mismo:

  1. Caída excesiva del pelo. La caída puede ser temporal y en este caso si se interrumpen las causas que generaron su aparición es muy posible revertir el problema de forma más o menos rápida.
  2. Pelo quebradizo, opaco o seco. Cuando el pelo carece de vitalidad, está apagado, seco y además se rompe con facilidad, las vitaminas capilares son la recomendación número uno de los expertos para devolver la fuerza al cabello.
  3. Caspa. El origen de la caspa se debe a una aceleración del proceso de renovación de las células epidérmicas basales del cuero cabelludo, por ello muchos expertos recomiendan los tratamientos vitamínicos.
  4. Cuando aparecen canas de forma prematura, seborrea o problemas en el crecimiento del cabello es momento de comenzar un tratamiento de refuerzo capilar.

¿A qué edad se pueden tomar vitaminas para el pelo?

La caída o la debilidad del cabello es un problema que puede afectar en cualquier etapa de la vida, tanto en personas adultas como en jóvenes. La tendencia actual del autocuidado está replanteando el uso de vitaminas o productos para la caída en adolescentes.

Es importante mencionar, que no existe una edad para iniciarse en el uso de este tipo de productos. Aunque es necesario contar con la opinión de un médico especialista o el propio farmacéutico, los estudios demuestran que cuánto antes se comiencen los tratamientos y el refuerzo con vitaminas capilares, mejor será la normalización del ciclo capilar.

¿Cómo prevenir la debilidad y la caída del cabello?

  1. Realizar un buen cuidado del cabello.  Lavarlo cuando esté sucio (el exceso y la falta de limpieza no son buenos), cepillarlo diariamente y exfoliar o masajear el cuero cabelludo en cada lavado son formas de cuidar la salud del cabello.
  2. Dieta sana, cabello feliz. La alimentación es un punto determinante cuando hablamos de la caída del cabello y de la salud física en general. ¿Lo mejor para fortalecer el cabello? Ofrecerle a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita y que podemos encontrar en alimentos como el pollo, el pescado o los productos lácteos.
  3. Buena hidratación. Además de llevar a cabo una dieta equilibrada, la hidratación es fundamental. Los especialistas recomiendan beber al menos dos litros de agua al día para evitar la sequedad en el cuero cabelludo. El consumo de bebidas con cafeína debe ser mínimo.
  4. ¡Adiós al estrés! La salud mental, aunque veces sea la gran olvidada también forma parte de nuestra salud física y de nuestro organismo. En la sociedad actual, los problemas psíquicos están aumentando generando con ello múltiples enfermedades y dolencias.

La solución definitiva para fortalecer y recuperar el cabello

Hemos seleccionado para ti varios productos vitamínicos de las mejores marcas de parafarmacia para recuperar la fortaleza del cabello y devolverle toda su vitalidad:

  • Complidermol 5 Alfa Cabello. Suplemento alimenticio a base de minerales y vitaminas que ayuda a fortalecer el crecimiento capilar. Su fórmula con l-cistina y minerales también contribuye al buen crecimiento de las uñas.
  • Pilexil. Pilexil presenta un suplemento alimenticio que fortalece la raíz y cuida el cuero cabelludo gracias a su fórmula rica en vitaminas, l-cistina, hierro, magnesio y zinc. Está indicado tanto para hombres como mujeres que sufren episodios de pérdida del cabello causados por el estrés o algún desequilibrio nutricional.
  • Complidermol 5: este complemento alimenticio a base de minerales y vitaminas ayuda a fortalecer el cabello desde la raíz gracias a su fórmula con l-cistina y minerales. Además su composición es apta para celiacos, intolerantes a la lactosa o al huevo.

Déjanos tu comentario