Una de las infecciones que se produce con más frecuencia entre las mujeres es la candidiasis vaginal. De hecho, algunos estudios apuntan a que un 75-80% de mujeres sufrirá esta dolencia en algún momento de su vida. Pero ¿sabrías decir cuáles son sus causas y cómo identificarla adecuadamente? En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca de la candidiasis vaginal y cómo ponerle remedio lo antes posible. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la candidiasis vaginal y cómo se transmite?

La candidiasis vaginal es una infección micótica en la zona de la vagina causada por el hongo Cándida Albicans, comúnmente conocido como cándida. La manifestación más frecuente es la sensación de ardor y picor en la vulva, que es la zona que rodea la vagina.

Este hongo está de forma permanente en la flora vaginal e intestinal, aunque hablamos de candidiasis o vulvovaginitis candidiásica cuando se reproduce intensa y rápidamente. La candidiasis vaginal no está considerada como una enfermedad de transmisión sexual, puesto que la aparición del hongo no tiene por qué ser, necesariamente, por vía sexual. No obstante, sí puede producirse un contagio de la candidiasis a través del sexo oral o vaginal. Por este motivo, no es recomendable mantener relaciones sexuales mientras los síntomas de la candidiasis sigan presentes; ya que, además, se podrían agravar.

¿Cuáles son las causas de la candidiasis vaginal?

Son varios los factores que pueden propiciar la proliferación de la cándida en la flora vaginal y, por tanto, producir la candidiasis. Estas son algunas de las causas más frecuentes:

  • Ingesta de antibióticos que pueda alterar el equilibrio de la flora bacteriana.
  • Uso habitual de anticonceptivos hormonales que aumenten los niveles de estrógenos.
  • Embarazo.
  • Menopausia.
  • Enfermedades que afecten al sistema inmunitario (diabetes, VIH, obesidad, cáncer, etc.).

¿Cómo puedo saber si tengo candidiasis vaginal?

Se trata de una infección que, por lo general, suele ser molesta, lo que implica que hay varias señales que nos alertan de su presencia:

  • Picor y sensación de ardor en la zona genital.
  • Dolor al orinar y sensación constante de micción urgente.
  • Molestias al mantener relaciones sexuales.
  • Aparición de flujo vaginal espeso y de color blanco.
  • Enrojecimiento e inflamación de la vulva.
  • Erupción cutánea en la vagina.

Acciones para prevenir la candidiasis vaginal

La prevención es fundamental para evitar problemas de salud, y en el caso de la candidiasis, hay una serie de acciones que te pueden ayudar a evitar la proliferación del hongo causante:

  • No utilizar ropa interior demasiado ajustada que pueda elevar la temperatura genital. Además, es preferible utilizar prendas de algodón, que no retiene tanta humedad.
  • Evitar las duchas vaginales, que podrían erradicar algunas bacterias que se encuentran habitualmente en la vagina y que actúan como barrera frente a las infecciones.
  • No usar productos de higiene íntima con perfume.
  • Retirar el bañador mojado tan pronto como sea posible, evitando que se acumule la humedad en la zona vaginal.
  • Si padeces diabetes, asegúrate de mantener controlado el nivel de azúcar en sangre.

¿Qué tratamiento es el más recomendado para la candidiasis vaginal?

El método de curación de la candidiasis vaginal es bastante sencillo si la sintomatología es moderada. Los casos más complicados de candidiasis pueden requerir un tratamiento específico, pero lo habitual es utilizar cremas antifúngicas, óvulos vaginales y, en algunos casos, tomar medicamentos.

No obstante, la ingesta de medicamentos suele reservarse para las personas que experimentan candidiasis con alta frecuencia o de forma muy prolongada en el tiempo.

Es importante tener en cuenta que, tanto la aplicación de pomadas antifúngicas como la introducción de óvulos vaginales, requieren de una higiene máxima. Lávate bien las manos antes de aplicar cualquiera de los dos remedios para evitar introducir nuevas bacterias a una zona que ya está debilitada.

Por otro lado, si notas cualquier tipo de reacción alérgica en la piel o alguno de los efectos secundarios sobre los que informa el prospecto, interrumpe el tratamiento y consulta con el médico.

¿Cuál es el mejor óvulo para la candidiasis?

Los óvulos vaginales constituyen uno de los tratamientos más efectivos para combatir esta infección de carácter micótico. Son una especie de supositorios que se introducen en la vagina con la ayuda de un aplicador, de forma similar a un tampón.

Existen multitud de óvulos vaginales hoy en día, si bien uno de los más destacados es Cumlaude Prebiotic. Su fórmula contiene ácido láctico, provitamina B5, triacontanyl PVP y triglicéridos semisintéticos.

Todos los componentes han sido previamente testados y sometidos a un estricto control dermatológico, para evitar causar reacciones o daños cutáneos. En este caso, deberás utilizar un óvulo diario, siendo más recomendable su aplicación por la noche.

No obstante, si sufres más sensibilidad dermatológica, puedes recurrir a la aplicación de una pomada específica como Gine Canesten. En este caso, es recomendable aplicar la crema antes de acostarse, introduciéndola en la parte interior de la vagina.

En Farmacia Viesques te asesoramos de forma personalizada sobre cuál es el tratamiento más adecuado en caso de candidiasis vaginal, si bien lo más aconsejable es acudir previamente al ginecólogo.

Déjanos tu comentario