Si te preguntamos qué es un antitusivo, es probable que la primera respuesta que se te venga a la cabeza sea “un jarabe para la tos”. De hecho, etimológicamente es relativamente sencillo llegar a esa conclusión, puesto que anti-tusivo significa, literalmente, “contra la tos”. Sin embargo, ¿eres realmente consciente de qué función cumplen los antitusivos? ¿Cuántos tipos distintos existen? Y, sobre todo, ¿cuáles son los mejores? A lo largo de este artículo respondemos a todas estas cuestiones para que sepas identificar el más adecuado en cada ocasión.

¿Cuál es la función de los antitusivos?

Empezamos respondiendo a la pregunta más básica e importante, que no es otra que qué función cumplen los antitusivos. Sin embargo, antes conviene detenerse, brevemente, en explicar por qué se produce la tos.

La tos es una reacción autodefensiva de carácter involuntaria que se produce en el momento en que las vías de respiración se obstruyen y el aire no consigue circular adecuadamente hasta los pulmones. Así, mediante la tos se elimina aquello que produce la obstrucción o el bloqueo de las vías.

No obstante, el tipo de tos y la duración de la misma indica la necesidad, o no, de ingerir un antitusivo u otro tipo de remedio. Lo habitual es que la tos sea una reacción esporádica y puntual, o que se extienda algunos días en caso de inflamaciones o infecciones respiratorias. Por ejemplo, mientras pasamos por un proceso gripal. Si la tos se extiende más tiempo, es conveniente analizar por qué se produce, y si es una consecuencia tras una infección o se trata de una patología crónica.

En cualquier caso, los antitusivos son los medicamentos o remedios que se recetan como tratamiento para reducir o eliminar la tos irritativa. Lo primero que debes tener en cuenta es que los antitusivos no son lo mismo que los mucolíticos o los expectorantes. Los tres tipos constituyen tratamientos contra la tos, pero no deben utilizarse en las mismas circunstancias.

Así, los antitusivos son aquellos medicamentos que se utilizan para cortar lo que conocemos como “tos seca”; es decir, el acto reflejo de toser. En cambio, los mucolíticos y los expectorantes están indicados para eliminar las secreciones propias de la tos con mucosidad.

¿Cómo se clasifican los antitusivos?

Los antitusivos se dividen en dos grandes grupos:

  • Centrales: son aquellos cuya acción se ejerce directamente sobre el centro bulbar que provoca la tos. Estos, a su vez, se clasifican en narcóticos y no narcóticos, aunque en algunas ocasiones también se hace referencia a ellos como opiáceos y no opiáceos.
  • Periféricos: en este caso, actúan sobre las terminaciones nerviosas en las que se inicia el acto reflejo, en las que ejercen como analgésicos.
  1. Antitusivos centrales

Dentro de este grupo encontramos los siguientes antitusivos:

  • Codeína: es un derivado de la morfina, aunque menos tóxico y con menor capacidad de generar adicción.
  • Dextrometorfano: también deriva de la morfina y su eficacia es muy parecida a la de la codeína, aunque tiene menos efectos secundarios.
  • Dihidrocodeína: sus efectos son también similares a los de la codeína, aunque genera mucha menos sensación de dependencia.
  • Noscapina: es un alcaloide del opio con estructura benciliosquinolínica, menos eficaz que la codeína, aunque produce menos somnolencia y efectos secundarios.
  • Clobutinol: en este caso, hablamos de un fármaco cuyos resultados son parecidos a los de la codeína y sus efectos secundarios también, aunque no son muy frecuentes.
  • Dimemorfano: su estructura es parecida a la del dextrometorfano y sus efectos se equiparan con los de la codeína, si bien produce menos impresión narcótica.
  • Folcodina: deriva de la morfina, y su rendimiento suele ser más duradero que el de la codeína.
  • Antitusivos periféricos

En este caso, encontramos antitusivos como:

  • Levodropropizina: la acción es anestésica y se ejerce sobre las vías que median el reflejo de la tos, pero no sobre el centro de la misma. Consecuentemente, su eficacia es menor que la de la codeína.
  • Oxolamina: en este caso, la acción podría ser de carácter antiinflamatorio propia de las vías respiratorias. Sin embargo, no existen las suficientes evidencias científicas como para confirmarlo.
  • Cloperastina: se trata de un antihistamínico que ejerce una pequeña actividad antitusígena.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el antitusivo?

Lo más recomendable para responder a esta pregunta es consultar directamente el prospecto de cada medicamento, pues el tiempo que tarde en hacer efecto puede variar en función del principio de cada uno. Sin embargo, no es raro encontrar antitusivos cuyo efecto se empiece a notar a los 15-30 minutos de su ingesta.

¿Cuál es el antitusivo más potente?

En lo que respecta a la eficacia de los antitusivos, es importante tener en cuenta que no es la misma en los adultos que en los niños. En el caso de los menores, uno de los más recetados es el clobutinol, mientras que el antitusivo más habitual en los adultos suele ser la codeína. De hecho, la eficacia de la codeína solamente está científicamente probada en adultos, si bien algunos pediatras también la recomiendan para los niños mayores de 12 años.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta el tipo de tos o el origen de la misma. Por ejemplo, hay evidencias científicas de que la actividad antitusiva del dextrometorfano es especialmente buena en tos crónica. No obstante, es importante informarse sobre los posibles efectos adversos e identificarlos rápidamente para interrumpir la ingesta de dicho antitusivo y sustituirlo por otro.

¿Cuáles son los antitusivos más comunes?

Del amplio conjunto de antitusivos que existen, los que se suelen utilizar con más frecuencia son la codeína, el dextrometorfano o la cloperastina. En el caso de los niños, es habitual recurrir al clobutinol.

¿Cuáles son los mejores antitusivos?

Tal y como hemos referido, los mejores antitusivos son aquellos que se adecúen mejor a la tipología de la tos, al origen de la misma y a las características fisiológicas del paciente. En la línea de los aspectos anteriores, indicamos algunos de los antitusivos más efectivos para la tos seca o irritativa, no expectorante o mucosa:

¿Aún tienes dudas? En Farmacia Viesques resolvemos te ayudamos a resolverlas y te asesoramos de forma personalizada. ¡Visítanos o ponte en contacto con nosotros!

Déjanos tu comentario