Durante el embarazo y tras el parto, las estrías son un problema que muchas mujeres deberán afrontar. Aunque su aparición no implica ninguna molestia o dolor, si es un tema preocupante para algunas futuras mamás.

La prevención y los tratamientos actuales son herramientas fundamentales para evitar su aparición, sobre todo cuando hablamos del embarazo y el postparto, momentos en los que la piel está sometida a gran presión. Si quieres descubrir algunos trucos y cuidados para tratar las estrías, ¡no dejes de leer!

Causas de la aparición de estrías antes y después del embarazo

Las estrías, aunque no son solo un problema de las embarazadas, aparecen de forma natural cuando se produce una rotura de la dermis. Es decir, con el estiramiento de la barriga propia del embarazo, la piel se “rompe” y aparecen visiblemente las conocidas estrías. Se trata de un problema estético que no tiene mayores consecuencias a nivel físico. En el caso de las embarazadas, la zona más común es el abdomen, las caderas, los muslos o el pecho.

¿Sabías que existen diferentes tipos de estrías y que dependiendo del momento, pueden tratarse con mayor o menor eficacia?

  1. Estrías rojas (Striae rubrae). Es la primera fase de su aparición. Se caracterizan por tener un color rosáceo y cierta inflamación. Este sería el mejor momento parar tratarlas con productos específicos antiestrías.
  2. Estrías blancas (Striae albae). En esta fase, las estrías se vuelven de color blanquecino, apareciendo la conocida cicatriz. En estos casos las lociones, serán menos eficaces y se tendrán que aplicar métodos como el láser o la microabrasión para eliminarlas.

Hay que tener en cuenta que cuando la piel se rompe y ya vemos las estrías, no es posible retroceder y hacer que desaparezcan, aun así existen tratamientos y cremas específicas que pueden disminuir su apariencia.

Prevenir las estrías durante el embarazo

Las estrías durante el embarazo y después de él se producen como consecuencia de los cambios hormonales y la presión que sufre la piel. Es natural que se hagan visibles durante el segundo trimestre, cuando el abdomen comienza a agrandarse a medida que el bebé crece.

Estos consejos básicos son fundamentales para evitar su aparición:

  • Máxima hidratación. Aunque durante todo el embarazo la hidratación mediante lociones debe ser un gesto habitual, tras el parto, la piel no debe descuidarse. Es en este momento cuando necesita más atención, cuando la piel trata de volver a su estado anterior provocando también la aparición de estrías. El objetivo de los cuidados con lociones específicas, es devolver a la dermis toda la elasticidad que ha perdido.
  • Dieta equilibrada. La alimentación es otra herramienta esencial para el organismo y el cuidado de la piel. Durante el embarazo y el postparto los especialistas recomiendan elegir productos que aporten antioxidantes para contribuir a esa elasticidad. También las frutas y verduras o el pescado azul aportan los ácidos grasos necesarios.
  • Ingesta de agua. La hidratación no solo debe ser a nivel cutáneo sino también para el organismo. Aunque no se debe forzar el consumo de agua, lo ideal es ingerir al menos dos litros al día.

Tratamiento para las estrías postparto

Tras el parto, las estrías se hacen aún más visibles o marcados cuando la piel regresa a su estado anterior. Este es el momento de actuar y lo recomendable es no esperar más tiempo para eliminarlas. Tras la cicatriz, existen ciertas técnicas dermoestéticas realmente eficaces:

  • Microdermoabrasión. Este procedimiento pulveriza con pequeños cristales sobre la piel eliminando la capa superior para fomentar la estimulación de colágeno en zonas muy específicas como las estrías.
  • Tratamiento con láser. Estimula la producción de colágeno y elastina  reactivando a su vez la regeneración de las células.
  • Luz pulsada. Se trata de una técnica utilizada para la eliminación del vello, que también puede ser muy efectiva sobre las estrías.
  • Las cremas antiestrías como Trofolastín Reafirmante, combaten la flacidez y fomentan la elasticidad de la piel tras el parto con resultados realmente positivos.
  • Las cremas con retinoides estimulan los fibroblastos y el colágeno. Pero hay que tener en cuenta que la utilización de los retinoides está totalmente prohibida durante el embarazo. Sí pueden utilizarse tras el parto.

Déjanos tu comentario