¿Sufres hongos en las manos o en los pies, o eres propenso a ellos? Sabemos lo molesto que puede llegar a ser, por eso, en esta ocasión, te traemos los mejores consejos para prevenirlos e identificarlos.

¿Por qué salen hongos en las uñas?

Los hongos en las uñas de las manos o de los pies se producen debido a infecciones por levaduras, mohos, y distintos tipos de hongos. En la mayoría de casos, tienen una causa común: el pie de atleta o tiña del pie. Pueden aparecer a cualquier edad, si bien son más comunes en la gente de avanzada edad, debido a que al envejecer las uñas se vuelven más frágiles y secas.

¿Qué aspecto tienen los hongos en los pies y manos?

Los hongos en los pies o manos suelen comenzar con una pequeña mancha amarillenta debajo de la punta de las uñas. Cuando la infección va avanzando y se vuelve más profunda, los hongos pueden ir cambiando de color hacia tonos verdosos, decolorar las uñas y engrosarlas, llegando a extenderse por varias de ellas.

El color de la uña es un indicativo de la dolencia

El color de las uñas es un buen indicativo de nuestra salud, por esto mismo es conveniente atender al mismo y prestar atención a cambios de color y aspecto:

  • Color rosado: Las uñas normales de manos y pies tienen un color rosado claro, con una silueta de media luna más clara y blanca en la parte superior, la lúnula.
  • Manchas blancas: las pequeñas manchas blancas, también denominadas como leuconiquia, suelen ser inocuas. Pueden aparecer por golpes o lesiones, y la mayoría de veces se curan solas y desaparecen al poco tiempo. Sin embargo, si las manchas blancas son de mayor tamaño, puede ser síntoma de cirrosis o insuficiencia renal.
  • Color amarillo: pueden ser causadas por hongos, bacterias, ser síntoma de psoriasis o abuso de lacas de uñas.

¿Qué debo hacer si mis uñas están amarillas o verdes?

Las uñas amarillentas pueden ser motivo de varias causas, unas inocuas y leves, y otras más graves. Por ejemplo, una causa muy común puede ser el uso de esmaltes, al penetrar el pigmento de los mismos en la uña. También puede ser motivado por el tabaco, que tiñe las uñas de amarillo.

En otros casos pueden indicar diversos problemas de salud o falta de vitaminas del grupo B, por lo que lo mejor si tus uñas presentan manchas o tonalidad amarilla y no sabes exactamente por qué, es que acudas a un especialista para consultarlo.

Manchas blancas en las uñas, ¿debería preocuparme?

Como ya mencionamos, las manchas blancas en las uñas son llamadas leuconiquia. Pueden aparecer a cualquier edad y en cualquier persona, presentándose en forma de pequeñas rayas o puntos blancos. Lo más normal es que aparezcan debido a golpes o traumatismos, y que desaparezcan a medida que va creciendo la uña.

Aún así, también pueden deberse a infecciones, enfermedades cutáneas o incluso a tratamientos con algunos medicamentos, como los antibióticos. Si observas que las manchas no desaparecen, van creciendo o se encuentran en la media luna de la uña, lo mejor es que lo consultes con tu médico para descartar posibles complicaciones.

¿Cómo saber a ciencia cierta que tengo hongos en las uñas?

Las primeras fases de los hongos que se desarrollan en las uñas suelen ser silenciosas; es decir, que no provocan molestias ni dolores. Si ya has sufrido este tipo de infecciones en las uñas, es probable que ya sepas reconocerlas: las uñas están amarillentas o presentan un color más oscuro, son más frágiles, están deformadas, descamadas o descoloridas, irregulares y engrosadas. Si es así, lo más probable es que estés sufriendo una infección por hongos.

Sin embargo, para asegurarte, lo mejor es que, en el momento en el que notes un cambio de color en tus uñas fuera de lo normal, lo consultes con tu médico de cabecera. Este se encargará de tomarte una pequeña muestra de la uña para realizar un cultivo en laboratorio y comprobar si efectivamente se trata de una infección por hongos, o no.

Tratamiento para eliminar los hongos de las uñas

Una vez identificada correctamente la infección por hongos en las uñas de tus pies o manos, tu médico de cabecera te recetará un tratamiento específico. Este puede ser, en general, de tres manera diferentes:

  • Antifúngicos por vía oral: de eficacia alta y rápida. Estimulan, además, el crecimiento sano de la uña, que reemplaza a la parte infectada.
  • Crema antifúngica, o sticks antifúngicos: para aplicar directamente en la uña afectada tras humedecerlas. Por ejemplo, Nailer con pincel, o Nailer en stick para los hongos de las uñas.
  • Esmalte de uñas antifúngico: como su propio nombre nos indica, es un esmalte de uñas con propiedades antifúngicas. Igual que en el caso anterior, inciden directamente en la zona infectada.

Consejos para prevenir que aparezcan hongos en pies o manos

Si quieres prevenir la infección de hongos en pies y manos, hay una serie de consejos que puedes seguir. ¡Presta atención!

  • Higiene, ante todo. Mantener tus uñas limpias y cortas previene ante infecciones por hongos y bacterias.
  • Sécate bien siempre. Los hongos proliferan en zonas húmedas, por eso procura siempre secarte bien.
  • No camines descalzo. Y menos en zonas públicas, como duchas, piscinas o gimnasios.
  • El calzado, que no sea apretado. De esta manera tus pies respirarán adecuadamente.
  • Usa calcetines adecuados. Si vas a sudar mucho, escoge los calcetines que mejor se adapten a tu ejercicio físico.

Si buscas el producto ideal para terminar con los hongos en manos o en pies, no olvides que en Farmacia Viesques siempre estamos dispuestos a ayudarte. ¡Te esperamos!

Déjanos tu comentario