¿Quién no ha sufrido alguna quemadura leve en casa con la plancha o el aceite de una sartén? Las quemaduras son uno de los accidentes domésticos más comunes en el hogar y aunque lo más recomendable es acudir rápidamente al médico, no está de más conocer algunos cuidados básicos para tratar la herida a posteriori, evitando las temibles infecciones y cicatrices. Desde Farmacia Viesques te damos las claves para que aprendas a actuar de forma rápida y segura tras una quemadura.

Quemaduras leves en casa, ¿qué tipos existen?

El primer dato que debemos conocer sobre una quemadura de carácter leve es qué tipo de lesión se trata. Según su profundidad existen cuatro grados de quemaduras:

  • Grado I. Este tipo de quemaduras afectan a la parte más externa y superficial de la piel, la epidermis. Su aspecto es rojo y sin ampollas. El ejemplo más habitual son las quemaduras solares.
  • Grado II. Se clasifican en dos partes. Las que afectan a la epidermis y dermis de forma parcial produciendo ampollas con líquido y las que afectan a la dermis de forma más profunda, tienen ampollas pero no contienen líquido, sino que se muestran con un color blanquecino. Por ejemplo, una quemadura con aceite hirviendo.
  • Grado III. En este caso, la herida afecta a toda la dermis y su aspecto es de color gris pero sin ampollas. Suelen aparecen cuando una persona sufre una quemadura por llama con gasolina o alcohol.
  • Grado IV. Son las quemaduras más graves y afectan a la estructura más profunda de la piel mostrando un color muy oscuro, casi negro. Son muy características en quemaduras eléctricas de alto voltaje.

Como curar una quemadura sin salir a la calle

Las quemaduras leves o de primer grado es posible tratarlas en casa con algunos sencillos cuidados. Eso sí, es importante recalcar que a partir del grado II B, todas las heridas deben ser tratadas en un hospital y si las heridas leves no tienen una buena curación, también deberán ser revisadas por un médico.

Lo más idóneo para curar una quemadura leve, es hacerlo durante los 20 primeros minutos. El proceso es el siguiente:

  1. Para las quemaduras de grado IIA debes aplicar una gasa estéril vaselinada para que no se pegue directamente a la herida. Cuando se ha tratado no deberás levantar la gasa ni mojar el vendaje para que el cicatrizado sea efectivo. Después podrás cambiarlo cada 3-5 días.
  2. Si las quemaduras son leves pero existe dolor, es posible administrar un analgésico para mitigar las molestias. En este caso, es posible aplicar frío con agua tibia (nunca hielo) y pasados unos minutos, las pomadas específicas para quemaduras o lociones hidratantes como aloe vera.

¿Cuánto tarda en curarse una quemadura?

Las quemaduras leves de primer grado se curan en torno a los 2-3 días y no suelen dejar cicatriz. En el caso de las quemaduras de grado II, la curación se puede alargar hasta las tres semanas y sí suelen dejar leves marcos o coloración en la piel.

Respetar el proceso de sanación es sumamente importante para reducir la aparición de marcas. Mediante la aplicación de pomadas y ungüentos sobre la quemadura, mejorará la regeneración de la piel, suavizando la cicatrización. Además, para proteger la quemadura de rozaduras o presiones, los especialistas aconsejan aplicar una gasa estéril pegada de forma ligera que debe cambiarse cada día.

Y si quieres evitar las marcas…

  • No debes rascarte nunca.
  • Evita el sol directo sobre la quemadura o aplica cremas fotoprotectoras.
  • Las quemaduras son heridas que pueden infectarse, debes evitar lugares poco higiénicos o contaminados.
  • Una vez cicatrizada la quemadura, lo más recomendable es realizar masajes en la zona y mantenerla siempre bien hidratada con cremas específicas.

Prepara tu botiquín para tratar quemaduras inesperadas

Seguro que en alguna ocasión has sufrido un pequeño accidente en casa y no contabas con los artículos de farmacia necesarios. Desde Farmacia Viesques te damos algunos consejos para que ordenes y actualices tu botiquín frente a las quemaduras.

Además de los medicamentos comunes como analgésicos o antiinflamatorios, si deseas estar preparado frente a las pequeñas quemaduras, las podamas no pueden faltar en tu botiquín además de las gasas estériles. Te dejamos algunos ejemplos de productos que encontrarás en nuestra tienda online.

  • Rym Quemaduras en crema. La pomada de Rym está formulada para reparar de forma superficial los tejidos mejorando la cicatrización.
  • Normon Normogel Quemaduras Spray. Un producto cómodo y muy fácil de aplicar que aporta alivio y ayuda a combatir las infecciones creadas por las quemaduras.
  • Medicomp Compresas Esterelizadas. Las gasas de Mediocomp son transpirables y suaves, además no contienen aglutinantes ni blanqueantes que puedan afectar a la herida.

Déjanos tu comentario